Consejos para mejorar la experiencia de la edición

Antes de que la producción empiece la grabación, como editores debemos haber realizado una serie de actividades que nos permitan salir bien librados en el proyecto. Definitivamente debemos planear nuestro flujo de trabajo, así como la plataforma que utilizaremos, pero además deberemos considerar algunas cosas más, he aquí algunos tips que me han resultado para tener una muy buena y divertida experiencia en mi trabajo como editor:

  1. Alinea tus expectativas con el productor, el director y el cliente
  2. Estar en la jugada
  3. Conocer al staff de producción
  4. Revisa tu flujo de trabajo
  5. Organiza tu material
  6. Califica las tomas
  7. Marca desde un principio lo mejor
  8. Revisa los materiales extras necesarios
  9. Pregúntale al productor y director sobre la música
  10. Revisa muy bien tu línea de tiempo (timeline)


  1. Alinear expectativas con el productor, el director y el cliente; es muy importante saber que opinan del proyecto, cual creen que debe ser la estética, que tipo de creatividad esperan. Pregunta si hay storyboards o cualquier otro documento que pueda ayudarte a entender mejor el proyecto.
  2. Estar en la jugada; Trata de estar en todas las juntas de pre-producción y producción o en cualquier reunión que pueda ayudarte a tener un mejor entendimiento del proyecto.
  3. Conoce al staff de producción; ya sea en las juntas de pre-producción o en donde sea trata de conocer a las personas que intervendrán en la grabación, plancha todos los aspectos técnicos con el director de fotografía, los camarógrafos, los sonidistas y en su caso con los supervisores de guión.
  4. Revisa tu flujo de trabajo; crea un plan de trabajo que te permita obtener diariamente el material para tenerlo cargado en tu sistema de edición, así como para crear un respaldo del material original de cámara.
  5. Organiza tu material. Parte del proceso de edición es conseguir el mejor material para cada toma y este proceso empieza cuando organizas tu material, hazlo de un modo que sea práctico para ti, si tienes un asistente que lo haga, asegúrate que entiende tu modelo de orden.
  6. Califica tu material, bastante obvio, ¿verdad?. Aunque algunos calendarios de trabajo hacen que esto sea muy difícil o a veces hasta imposible trata siempre de estar presente en la grabación, tomar muchas notas de lo que ves y tus pensamientos sobre las tomas que se están realizando. Este proceso a veces es un poco aburrido y monótono pero resulta muy útil sobre todo cuando tienes mucho material o son muchos días de locación.
  7. Marca desde un principio lo mejor, si mientras calificas ves tomas que verdaderamente te cautiven, márcalas y ponlas aparte, para que cuando edites no estés sufriendo por donde quedaron.
  8. Revisa los materiales extras necesarios; mantén un buen control sobre los cartones, los efectos, los sonidos incidentales y en general sobre cualquier material extra que crees que usaras en la edición.
  9. Pregúntale al productor y director sobre la música;  si ellos no tienen preferencia por que música usar, confía en tus instintos, elige la música que creas es la mejor para el proyecto, pero trata de que la conozcan y la aprueben antes de agregar la imagen.
  10. Revisa tu línea de tiempo; siempre, siempre, siempre revisa tu línea de tiempo antes de hacer revisiones del material con el productor/cliente, también antes de generar el master, revisa que no tengas media que esté desconectada, que todos los “render” de efectos estén terminados, que tus voces estén en sincronía.

Manuel Cárdenas

Ingeniero en electrónica por la Universidad Nacional Autónoma de México. Consultor técnico para diferentes casas productoras y post-productoras en las áreas de edición y composición por computadora, distribución y almacenamiento de contenidos y procesos multimedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *